12 soportes para el aprendiz masón

12 soportes, Aprendiz de Masón

12 soportes, Aprendiz de Masón

Desde nuestras
primeras Ten.·. como Aprendiz
Masón
, vamos viendo ciertas acciones y palabras que no entendemos. Y poco a
poco comprendemos el porqué de dichas acciones.

Y como ejemplo citare el momento
antes de entrar a trabajos, cuando el V.·. M.·. Observa que trono
o sitial está vacío y solicita a un H.·. qué ocupe el mismo.

El soporte de las Columnas

Esto que a simple vista pudiera
parecer vano, dejar el espacio del H.·. ausente sin cubrir, es dejar sin
soporte al Tall.·.

Sí, porque lo que hace el V.·. M.·.
es, no dejar sin una columna al Temp.·. son doce las columnas, al igual
que los dignatarios y oficiales de la Log.·.

Así que dejar un sitial vacío
equivale a prescindir de una luz y una columna y en la construcción del templo,
o lo que es lo mismo que las otras columnas tengan que soportar ese peso.

Recordemos que toda columna es el
sostén de algo o la conexión de dos partes. El hecho de solicitar a un H.·.
que ocupe un sitial vacío encierra dos enseñanzas;

La primera es solicitar ayuda, es
reconocer en primera instancia que hace falta algo que de soporte al templo en
construcción y que hay que apoyarse en alguien para evitar un derrumbe. Es este
reconocimiento lo que da la sabiduría de saberse falta de algo y buscar ayuda y
apoyo.

Aunque como MMas:. Debemos
nosotros ser las columnas de la sociedad no estamos exentos de necesitar ayuda
y apoyo de otros H.·., no es motivo de pena ni de vergüenza el
solicitarla; es un acto de humildad y crecimiento ya que al solicitarla sabemos
que es lo que está mal o lo que está falto de, y corregir. Y así poder
continuar la construcción del templo interior.

Lo mismo sucede en vida Prof.·.
Reconocemos que no sabemos cómo pagar impuestos y recurrimos a la columna del
contador para que con su luz nos guíe y aprendamos a cumplir con esa
obligación. Es reconocer una debilidad y aprovecharla para construir la columna
que soporta esa obligación.

La segunda enseñanza es que debemos
estar listos y preparados para ocupar la columna vacía y así ayudar a la
conducción de los trabajos.

Es trabajar en el conocimiento y
sabiduría de nuestras actividades; de tal modo que al momento de ser requeridos
estemos listos a colocarnos en el lugar señalado y cumplir con las funciones
requeridas del puesto.

Las columnas, soporte de
aprendiz masón

Por otro lado las doce columnas
recuerdan los doce meses del año y digo esto, por que como aprendiz masón huimos de la ociosidad es decir, estamos en
constante movimiento, como en ebullición, como el mundo en movimiento, no
estamos quietos.

La vida es cíclica y la columna que
hoy nos soporta no lo podrá hacerlo mañana así que habrá que ir construyendo
una por una durante el año, para que al final de este podamos ver el templo
terminado y comenzar a construir de nuevo para el siguiente ciclo.

La enseñanza de estas columnas es la de construir
desde las bases, de abajo hacia arriba; saber que una columna no puede ser
soporte de todo, que necesita de otras para poder sostener un templo, es hacer
una especie de costillar, de esqueleto que de sustento y protección tanto al
interior como al exterior.

Es trabajar en equipo, no precisamente compartir el
mismo punto de vista paro sí el objetivo. Así como las columnas no son
colocadas en el  mismo lugar; pero su
sitio les permite ser parte de algo a lo que dan soporte y apoyo y hacer de una
labor en conjunto algo grande.

Desde un punto de vista arquitectónico las columnas dan
fuerza, armonía y belleza a una construcción, para nosotros es fuerza, belleza
y candor. Son nuestra conexión y el soporte de nuestro actuar.

Es cuánto.

1 pensamiento sobre “12 soportes para el aprendiz masón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: