El estudio de uno mismo

El 4°y el estudio de uno mismo en los grados filosóficos

…Estudiarme a mí mismo para corregir defectos. Lo encontramos en los estudios de los grados filosóficos y poco caso hacemos de ello. No solo es una frase más de la liturgia de este grado, es una de las enseñanzas que debe aprender el H:. en su camino, si desea realmente ser reconocido como tal.

¿Cómo se logra conocerse uno mismo?

Existen muchas teorías, filosofías, métodos, trucos que muestran un camino fácil al supuesto autoconocimiento. Si bien tratan de hacer un bien, se quedan en la intención o en un libro. El primer paso, considero, es pasar a la acción, no al deseo de cambiar, sino al trabajo de hacerlo.

Los grados filosóficos son muy claros en este aspecto “ejercitar mi razón en destruir los sofismas que extravían la inteligencia y buscar en la brújula que nos guía, mientras esa facultad se  desarrolla los principios de la moral.” Empecemos con el primer paso.

¿Qué es la razón?

La liturgia nos dice que la razón es “El poder de elevarse de lo concreto a lo abstracto, comprender la naturaleza de las cosas, someterse a la causa que las produce, estudiarse a sí mismo contemplando lo creado, hallar la verdad que destruye los errores de la intuición y los sofismas de la inteligencia...”

Se dice que el primer paso es ejercitar mi razón, o sea ser razonable, no intuitivo ni visceral. Comprender la naturaleza de las cosas, saber cómo son las cosas realmente, que las produce… no lo que crea… qué las causa. Estudiarse a sí mismo, otra vez. Hallar la verdad que destruye los sofismas de la inteligencia. Ahora la pregunta es.

¿Qué es sofisma?

Las aportaciones clásicas son: “Argumento falso o capcioso que se pretende hacer pasar por verdadero.” Y “Argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso.” Aquí regresamos un poco a “comprender la naturaleza las cosas, someterse a las causas que las produce…” en una palabra razonar. Y por último

¿Qué es inteligencia?

Litúrgicamente la Masonería simbólica nos dice “La facultad de recibir las impresiones de los sentidos y comprender y combinar los actos que satisfagan nuestras necesidades” y  los grados filosóficos nos dicen que “La inteligencia, es la acción combinada de las ideas del hombre, fuerza reflexiva, que determina el albedrío.”

Realmente el estudio de uno mismo empieza en casa. Nadie puede razonar por mí, y si dejo que alguien más lo haga, pobre de mí, no merezco el título de hombre.

La razón es la base del conocimiento de uno mismo, ejercitarla es tarea personal. Cada uno debe saber en qué lugar se encuentra y de ahí levantar la construcción hacia el progreso. No es una tarea ni fácil ni para todos.

Esta es una tarea delicada y es por eso mismo que muchas y muchos no se atreven a realizar. Y esa es la diferencia entre los Mas:.  y la mayoría de los prof:. llevar las cosas al terreno de la acción. Esta es parte de los grados filosóficos.

E:. de los Q:. Merovingio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.