El grado mental, compañero

El grado mental, una experiencia del compañero masón

El segundo grado de la masonería, Compañero Masón, tiene una característica diferente al primero, como tiene que ser, y exige de este un trabajo diferente. Una labor que lo llevará al plano mental.

El esfuerzo requerido en este grado, hace que Compañero Masón tenga que laborar más en su interior. Hace crecer sus facultades para encontrar respuestas mentales más que sentimentales.

 

La respuesta mental

La respuesta mental no se produce en la mayoría de los humanos con la prontitud y la espontaneidad características de la emoción, pues la vida de la mente es menos vívida, menos elástica que la de las emociones.

La respuesta de la mente es lenta y tarda, si se compara con la rápida y decisiva de la emoción.

La mente anda cuando la emoción salta. Esta se decide a manifestarse con mucha velocidad, casi instantáneamente.

En cambio la mente delibera, pesa las pruebas y las examina con escrupulosa exactitud antes de emitir su veredicto o pronunciar su juicio.

Para la mente, la precisión y el detalle, son factores indispensables.

Es por esto que las ceremonias del segundo grado cercioran al candidato de que la Logia espera que se dedique a la acción en el mundo externo.

De este modo el candidato aprende que está en el deber de desarrollar la parte mental de su naturaleza, cosa que sólo podrá conseguir a costa de constante esfuerzo.

 

El aumento de salario del Compañero Masón

¿Qué gana el H:. con este esfuerzo? La lección del trabajo arduo que exige concentración, así como esfuerzo persistente e infatigable ejercicio, es fácil de comprender para quien ha hecho el juramento de Compañero masón.

También es evidente y claro que el mundo en que trabaja principalmente el Artesano (el masón operativo) es el mental.

El deber de aprender no constituye sólo arduo trabajo, sino que, además, este esfuerzo está recompensado con un placer tan grande como el goce de que va acompañada la emoción, porque el hombre se manifiesta en la vida de tres formas diferentes:

  • Pensando-Cognición
  • Sintiendo-Emoción
  • Obrando- Actividad

Y el ejercicio afortunado y libre de cualquiera de estos tres divinos dones produce una sensación de engrandecimiento de la vida, acompañada de un sentimiento de expansión, que es placer.

  • Hay un júbilo del bienestar físico que se deleita expresándose en movimiento físico.
  • Hay un júbilo de emoción que encuentra abundantes medios de manifestarse en la vida del hombre.
  • Y hay también un júbilo del intelecto que se manifiesta en el ejercicio de la mente, en la actuación de la imaginación creadora.

La actividad mental y el pensar claro y preciso son goces de orden más intenso, que producen sensaciones de satisfacción tan profundas y plenas como las de las cosas de la vida emotiva.

El segundo grado, considerado en conjunto, es un llamamiento a la mente individual del Compañero Masón, quien ha trabajado firmemente en su naturaleza moral y emotiva durante el aprendizaje.

La Ceremonia del segundo grado tiene por objeto presentar ante el H:. el vasto panorama del campo del conocimiento, con los hombres trabajando de diferentes maneras, cada cual de acuerdo con su temperamento y habilidad, pero todos encaminando sus energías al objeto común de beneficiar a la humanidad.

Es Cuanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.