El tercer enemigo mortal del Maestro Masón

El tercer enemigo mortal del Maestro Masón

En el sentido en que el maestro masón, ve y entiende la ambición es la búsqueda de objetivos dudosos y malvados, como lo son el ansia de poder y el dinero fácil.

Juzgar si una ambición específica es moral o inmoral depende de la naturaleza del objetivo.

¿Por qué es negativa la ambición?

En un sentido filosófico este enemigo, del Maestro Masón, nubla y destruye la razón. El comportamiento irracional, la ceguera por alcanzar objetivos llenos de codicia escondiendo las verdaderas intenciones. Esto hace que se junte con El segundo enemigo mortal en una combinación letal.

Estas acciones negativas llevan a la mente a no pensar de manera correcta. A extraviarse y subyugar; acciones, pensamientos y palabras. Convirtiendo al Individuo en un escalador social en busca de riquezas y prestigio, pasando por encima del derecho de otros y a cualquier precio.

Lo esclaviza a sus pasiones mal dirigidas, no lo deja ver lo que existe más allá de lo importante, de lo justo, de lo amable y lo correcto. Repetimos depende del objetivo y el camino que se decida recorrer.

El ambicioso siempre está de rodillas, es un ciervo.

Los ideales del Maestro Masón

El ideal, o la palabra ideal designa a una idea que se tiene de algo. Un gran artista un gran científico pueden tener el más apasionado ideal y trabajar para conseguirlo. Como también lo es un trabajador modesto que trabaja a conciencia para adquirir una casa propia.

El común denominador es la motivación en alcanzar ese ideal y mejorar las condiciones de la propia existencia

Mejorar, como término moral depende del estándar de valores de cada individuo.

El Maestro Masón comprende que una ambición guiada por un estándar irracional no resulta, de hecho, en una mejora, es una autodestrucción.

Lo que debe mover y motivar es el deseo de superarse, de sobresalir del común de las personas. Para llegar más lejos y lograr los ideales y metas en la vida. De lo que se trata es de no dañarse uno  mismo ni a los demás.

 

V:.H:. Vincent Freeman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.