Vie. Oct 23rd, 2020
Finalidad Aprendiz de masón

Como todo grado en la masonería, el grado de aprendiz de masón también tiene una meta que cumplir. No solo es asistir a trabajos y cumplir con la presencia en el taller.

Duda aprendiz masón

Los objetivos a cubrir son tan amplios que los dividiremos en varias partes.

La duda filosófica

 «Sembrar en el corazón del profano, aquella duda filosófica que produce pingües y sazonados frutos, acerca de todas las materias que no ha estudiado por sí mismo».

Aquí se derriba un muro y se tiene acceso a un mundo, que simplemente no se conocía o no se tenía acceso. El aprendiz de masón tiene ante sí la posibilidad de descubrir, por sí mismo, el placer de la comprensión y entendimiento de lo estudiado por el mismo, con ayuda de sus maestros.

Los nuevos conocimientos adquiridos tienen que ponerse en práctica para ser asimilados. Y ese trabajo, se realiza en el Tall.·. con sus HH.·. y Vig.·. que lo guiarán por las gradas del aprendizaje.

Que dude de todo lo que no pueda comprobar por sí mismo. Que esa duda, sea el aliciente para que se acerque a las fuentes del conocimiento; libros, revistas, sitios web, conferencias, cursos, universidades, diplomados, cualquier camino que desee recorrer, pero que sea con el objetivo de disipar las dudas y aumente su luz.

Dudar no es sinónimo de necio, es buscar las respuestas. Es ser curioso, tendrá sus recompensas H.·. y créeme, lo utilizaras en el futuro.

La diferencia entre el bien y el mal

La virtud y el vicio y la constante necesidad de la depuración personal, para alcanzar la una y no caer en el otro.

No se trata de ser santos, ni hermanas de la caridad. Es ser buenas personas para ser mejores ciudadanos y excelentes masones. Cumplir con obligaciones y ejercer nuestros derechos, siempre con el orden, justicia y educación que distingue a la orden llevada al plano personal.

Alejarse de los vicios, lo más posible, para cuidar y mejorar la salud; física, mental y espiritual. Hacer lo que le hace bien no solo a él, sino a la humanidad en general. Mejorarse y ser ejemplo para la comunidad es la muestra de llevar un trabajo justo y digno.

El sentimiento de dignidad

El Aprendiz despertará el sentimiento de su propia dignidad, esforzándose en salir del vicio y reconquistando la virtud, estudiando incesantemente lo que debe a Dios, a sí mismo y a sus semejantes.

Comportarse con responsabilidad y seriedad, con respeto así mismo y hacia los demás, siendo justo y no dejarse humillar.

La seguridad que dá el conocimiento y su aplicación hará del H.·. Aprendiz de masón una persona fuerte, ya que ha sido construida a cal y canto. A este fin se dirigen todas las pruebas a que le someten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!