LA MISERIA DE LOS PUEBLOS

Miseria de los pueblos

Miseria de los pueblos

¿A qué llamamos las miserias del pueblo? En la Masonería. A los padecimientos físicos y morales que se oponen a que se utilicen los recursos que están a su alcance.  Esto es, no aprovechar los elementos disponibles para satisfacer las necesidades del pueblo.

            Ahora,
¿por qué no se aprovechan esos recursos, si están disponibles y utilizables?
Por ignorancia.  Y la causa de ésta, es
una educación defectuosa, los vicios del poder constituido y las condiciones
materiales del país o región que favorecen o no el progreso.

Si partimos que
la ignorancia es la miseria más grande de un pueblo, ¿cómo es que ese mismo
pueblo no sale de ella? Porque desconoce o no quiere salir de ella. Si lo
desconoce, está bien, el que sabe es como el que no ve, pero si ya tiene la
conciencia de su realidad y no hace por salir de ella, está condenado a sufrir
las consecuencias de su desidia.

La educación es el medio para salir de la ignorancia. Y no solo lo dice la Masonería. Desde mi punto de vista es más fácil gobernar a un país educado que a uno ignorante, es más fácil llegar a acuerdos en beneficio de la colectividad que tratar de explicar o hacer entender a quién ignora de que se habla.

Si un pueblo tiene que aprovechar los recursos que están a su alcance para salir adelante, se vuelve vital que se conozca el modo de aprovechar ese material, y el modo para utilizar esto, es el trabajo.

Ahora permítanme ponerme como el pueblo ignorante; ya sé, que soy ignorante y eso me da la ventaja de saber que quiero salir de esa ignorancia. ¿qué tengo que hacer para salir de esta ignorancia?

            Considero
que una de las acciones será obtener conocimiento especializado en mi materia o
profesión. Esto me permitirá utilizar las facultades con las que estoy dotado
para aprender y trabajar.

            El conocimiento especializado que he decidido obtener me permite situarme en una realidad laboral. ¿Ahora que otro conocimiento necesito?  El estudio del hombre social.

Explico, si conozco cómo se comportan mis conciudadanos, como son las leyes y reglamentos de mi país, pero sobre todo, conozco el modo de ejercer esos derechos puedo disfrutar los beneficios de este conocimiento.

            Este conocimiento me permite la libertad de elegir que conocimiento especializado necesito para obtener beneficios económicos y sociales. Me permite moverme de un lugar a otro para buscar mi beneficio y el de mi familia, sin dañar el derecho de otros.

            Considero
que la educación, por lo menos en mi caso, tiene que ser autodidacta, ya que de
este modo puedo aprender lo que realmente necesito para aprender y ejercer mis
deberes como ciudadano.

No solo en la materia de
comportamiento social e intelectual tengo que buscar ese conocimiento, sino
también en el afectivo, considero que la parte que más debo cuidar es la
relación con mi esposa ya que ella, por decirlo de una manera no es de mi
familia, o sea no es de mi sangre y por esa razón es a la que más debo cuidar,
procurar y amar. Y me explico, no hay ex hijos, ex padres, ex tíos etcétera
pero si hay ex esposa.

            Pienso que un ser humano sin pareja, sin alguien a quién amar, es un ser miserable ya que se niega a la capacidad de amar, sobre todo de dar amor.

La Masonería busca que todo este esfuerzo sea para formar mujeres y hombres civilizados, entendiendo por civilización el modo de comportarse en la sociedad y el modo de ejercer mis obligaciones. Un hombre educado tanto física, emocional e intelectualmente para poder dejar la ignorancia y ser un hombre libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: