¿Qué ve Amos…Compañero Masón?

¿Qué ves Amos? Es una pregunta que el compañero masón reconoce de inmediato. La apertura de su cámara y los trabajos se inician así.

¿Quién ve Amos?

“Me enseñó así: He aquí el Señor estaba sobre un muro hecho a plomo, y en su mano una plomada de albañil. Jehová entonces me dijo: ¿Qué ves, Amós? Y dije: Una plomada de albañil. Y el Señor dijo: He aquí, yo pongo plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel; no lo toleraré más.”

La plomada es una guía recta, usada para construir, una línea de referencia. Si, como compañero masón, estoy construyendo mi templo, debo de auxiliarme de las herramientas que me permitan edificar de una manera recta.

Parece tarea fácil colocar piedra sobre piedra y alcanzar la altura y la longitud requerida, pero sin una herramienta, como la plomada, no es posible.

Por muy buenas que sean las intenciones, sin esta herramienta, se pueden producir cosas que pronto caerán.

El compañero masón y la plomada

El señor muestra la plomada como una referencia a la construcción de la vida, del ser humano. Una obra que debe cumplir con la rectitud, con claras líneas de conducta, en otras palabras, con ciencia y virtud.

Construir sólido y recto, ser personas verticales, firmes y dignas. Para el compañero masón y para la masonería en general, la práctica en el uso de esta herramienta es vital.

Su uso en los negocios, familia, sociedad, donde vos estés. Es más que necesaria. La firmeza del ser humano se da por su actuar y no por sus palabras.

El actuar del día a día de forma sólida y firme, permite al masón ser la diferencia en el lugar donde se encuentra. Se destaca por su actuar y hasta por su caminar. No es fácil pero el compañero masón tiene la herramienta para hacerlo.

M:. Q:. H:. Cypher.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.