Vicios

Vicios Maestro Masón

Vicios Maestro Masón

El daño esotérico a la vida

Este ensayo plantea el daño a los diferente cuerpos que sustentan la vida del ser humano y que el Maestro Masón se cuida de no caer en ellos.

Los tres cuerpos principales

En este Tra.·. nos referimos a los tres cuerpos principales en el ser humano; el cuerpo físico, el cuerpo mental y el alma, o cuerpo espiritual.

Para el Maestro Masón no es desconocido la existencia de estos cuerpos que sustentan la vida y permiten al mismo tiempo su desarrollo.  Aquí damos por hecho que el lector sabe y comprende la existencia de estos cuerpos y solo daremos una breve explicación para entrar en contexto.

  • Cuerpo físico: El que nos permite movernos y entrar en contacto con la parte material de este mundo. Es la entrada de las sensaciones y percepciones de lo que nos rodea, es el contenedor de los órganos que sustentan la vida.
  • Cuerpo mental; pudiera parecer que es parte del cuerpo físico, pero no. No hablamos del cerebro, si no de la facultad de pensar, discernir. Razonar que permiten al ser humano desarrollar su imaginación, creatividad e inteligencia para inventar o transformar su entorno y mejorarlo.
  • El cuerpo espiritual o alma; solo recordemos, tú alma es inmortal y harás nada para denigrarla.

No hacer nada para denigrarla, ¿que se puede hacer para denigrar el alma? Caer en los vicios.

Los vicios un daño al maestro masón

El vicio es una energía negativa o es un propulsor que detona esa energía.

Partimos de que; los tres cuerpos están conectados entre sí y que lo que le pase a uno le pasa al otro, en mayor o menor grado. Independientemente de que cuerpo sea el emisor / receptor de la energía, invariablemente afecta a los tres.

Como un ejemplo clásico tenemos el vicio de la embriaguez; hablamos de tomar bebidas alcohólicas hasta el grado de perder la razón. Todos hemos visto a personas que lamentablemente tienen este vicio y el daño no solo es físico.

El daño mental que causa el exceso de alcohol no permite que trabajen las facultades relacionadas con el intelecto.

¿Y el alma? Esta deja su grandeza y comienza a denigrarse, deja de dar energía vital a los otros dos cuerpos, se aletarga en un descenso espiritual.

Es fácil comprender, no solo para el Maestro Masón, que la alteración, vía un vicio, modifica las facultades de estos tres cuerpos.

Tan dañino es tener pensamientos de venganza, de dolor, de autocompasión y destrucción para la mente. Lo que en algunas veces se manifiesta en enfermedades físicas; como dolores de cuerpo, gripes o malestares musculares.

Como lo es dejar de sentir bondad y empatía hacia nuestros iguales, que promueve un alma sin sentimientos y aleja al ser humano de sus semejantes y hace que se  pierda de vista la filantropía.

Otro ejemplo es la holgazanería: vicio que aleja de su potencial no solo al cuerpo físico, si no que hace que la mente divague y deje de producir ideas que mejoren su vida e intelecto. Y que decir del alma, le impide seguir aprendiendo y creciendo para trascender. Enferma e impide el potencial que se puede alcanzar.

Con esto, se comprende que la lucha diaria de un masón está en erradicar los vicios de su vida. No es tarea fácil, ya que cada uno de nosotros tenemos nuestros propios vicios.

Considero que no se necesita decir más. El daño de un vicio es tan alto que más vale alejarse de ellos.

El no poder sobreponerse a un vicio daña de una manera sorprendente el soporte de la vida en estros tres niveles (como mínimo). No es pertinente ni aceptable que un masón se deje vencer por sus vicios, ni ninguna persona, ya que esto impide su desarrollo en los tres aspectos mencionados.

Como un buen principio te invitamos a leer cómo cubrir vuestra Log.·.

¿Y vos Q.·. H.·. Que opinión tienes al respecto?

Es cuanto

M.·. M.·. Aldus Freehand.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: